Lo (ir)real

Morfi Jimenez proyecta imágenes sobre un lienzo instalado en la terraza de su departamento, emulando así una sala de cine, pero con una vista nocturna de la ciudad de Lima como telón de fondo.