Ausencia

Porque este entramado se teje de abrazos, mimos, olores, roces, charlas, mascotas, sueños, juegos, barrios; se teje con la tierra y sus ciclos, con los tiempos muertos, que paradójicamente son los más vivos.

Nuestros héroes locales

No podemos verlos desde nuestras casas hasta que los necesitamos. Luchan contra el coronavirus desde su lugar, para que lo esencial no se detenga en esta España golpeada por la enfermedad y, a veces, por la desesperación.